¿Qué es un Seguro de Cuidados a Largo Plazo?

Guía de LTC

Guía de Cuidados a Largo Plazo

Los cuidados a largo plazo incluyen una amplia gama de servicios médicos, personales y sociales. Una persona puede necesitar este tipo de cuidados si padece de una enfermedad prolongada, discapacidad o trastorno cognitivo.

inglés

El seguro de cuidados a largo plazo es un tipo de seguro diseñado específicamente para cubrir los costos de servicios de cuidados a largo plazo, que pueden no estar cubiertos por los planes de seguro de salud tradicionales o Medicare. Algunas personas pueden necesitar este tipo de cuidados si sufren de una enfermedad prolongada, discapacidad o deficiencia cognitiva. El seguro de cuidados a largo plazo incluye los servicios brindados por agencias de cuidado de salud a domicilio, centros de cuidado de día para adultos, asilos de ancianos tradicionales y comunidades de retiro con atención permanente.

Las pólizas de seguro de cuidados a largo plazo tienen un período de beneficios o máximo de beneficios de por vida, que es la cantidad total de tiempo, o cantidad total de dinero que cubre la póliza. Los períodos de beneficios comunes para las pólizas de cuidados a largo plazo son dos, tres, cuatro y cinco años. Varias compañías de seguros ofrecen también otras opciones como coberturas por cinco años o ilimitadas/de por vida. La mayoría de las pólizas convierten los períodos de tiempo en cantidades de dinero en vez de limitar específicamente la cantidad de días de cuidado cubiertos por la póliza, solamente la cantidad total en dólares cubierta por la póliza.

Las primas de seguro de cuidados a largo plazo se pagan en cantidades que se identifican por adelantado. La póliza paga, hasta sus límites de cobertura, los cuidados a largo plazo necesarios y en el momento que son necesarios. Generalmente, las primas no se cobran durante el tiempo en que el titular de la póliza recibe los beneficios.

¿Qué Cubre un Seguro de Cuidados a Largo Plazo?

El seguro de cuidados a largo plazo ofrece servicios médicos, personales y sociales. Al planificar los cuidados a largo plazo, se hará referencia a varios tipos de cuidados de enfermería, incluyendo especializados, intermedios y de custodia.

  • Cuidados Especializados: Relacionados con afecciones médicas que requieren atención de personal médico especializado (por ejemplo, enfermeros especializados o un terapeuta profesional). Los servicios incluyen atención las 24 horas y pueden ser ofrecido en un establecimiento de enfermería especializada, un asilo de ancianos o en la vivienda del individuo a través de la asistencia de un médico o terapeuta a domicilio.
  • Cuidados Intermedios: Relacionados con el tratamiento, pero no necesariamente las 24 horas del día. La atención es menos especializada, pero se concentra más en las necesidades personales. Este tipo de atención debe ser indicada por un médico y debe ser supervisada por enfermeros titulados.
  • Cuidados de Custodia: Actividades de la vida diaria, como bañarse, comer, vestirse y trasladarse. El cuidado de custodia también es llamado cuidado personal.

Las pólizas de cuidados a largo plazo no son estandarizadas por lo que existen muchos tipos de diseños de pólizas. Es muy importante conocer y comprender las diferencias entre los tipos de cobertura disponibles y comparar cada uno antes de comprar alguna.

  • Pólizas de Monto Fijo en Dólares: Paga un monto específico por cada día en que se recibe atención.
  • Póliza de Beneficios Limitados: Limita la cobertura a los cuidados en un asilo de ancianos o a uno o más niveles inferiores de atención (por ejemplo, asilo de ancianos o cuidados de custodia).