Páguese a Usted Primero

Probablemente tiende a pagar a todos los demás primero, tanto si es a su propietario, o al tendero o a la empresa eléctrica. Pero es crucial empezar por pagarse a usted mismo primero ahorrando dinero. Una vez realizada una contribución a su longevidad y bienestar financiero, entonces puede dividir su dinero para cubrir todo lo demás. No se preocupe. Con toda probabilidad tendrá más que suficiente para cubrir todo lo que necesita.

De hecho, la mayoría de los bancos hacen esto más sencillo. Puede hacer que ellos transfieran fondos de forma automática desde su cuenta corriente a su cuenta de ahorro, mercado monetario, fondo mutualista y otras cuentas. También puede consultarlo con su empleador. Las empresas a menudo deducen ahorros de las pagas si así se solicita.

Ahorros

Los ahorros pueden ayudarle a lograr cualquier meta financiera. Tanto si lo que busca es una cómoda jubilación, un depósito inicial para una casa o un nuevo automóvil o equipo estéreo, puede conseguirlo ahorrando un poco de dinero. Y lo mejor de todo es que puede tener lo que quiera sin ahogarse con deudas.

Si es como la mayoría de las personas, no ahorra tanto como le gustaría. O no ahorra nada. Los estadounidenses gastamos más de lo que ganamos. Tenga en cuenta que el índice nacional de ahorros personales ha caído hasta el punto más bajo desde la Gran Depresión. Los altos precios actuales de la energía, el hogar y los alimentos pueden hacer que ahorrar parezca menos posible que nunca.

Pero el momento es ahora. Y con un poco de planificación y esfuerzo, ahorrar no solo es posible, sino que es sencillo.

Haga del Ahorro una Prioridad

Le resultará más sencillo ahorrar dinero si hace de ello una prioridad. Siéntese y piense para qué le gustaría ahorrar dinero (jubilación, una casa, un automóvil, universidad, las vacaciones de sus sueños) y cuánto le costará. Luego cree un plan:

  • Establezca una cronograma que indique cuándo le gustaría alcanzar su meta.
  • Establezca un calendario dividiendo la cantidad total de la meta por el número de semanas, meses o períodos de pagas entre ahora y la fecha de su meta.
  • Tenga cuidado de tratar la contribución a los ahorros exactamente del mismo modo que cualquier otro gasto que deba pagar, como el alquiler o los comestibles.

Encuentre Maneras de Ahorrar

Aunque puede parecer difícil llegar a fin de mes, existen posibilidades de tener dinero extra del que ni siquiera conoce su existencia. Aquí hay algunos modos de encontrarlo:

  • Haga un seguimiento de todo lo que gasta durante una semana. Se sorprenderá de lo que compra y de lo que puede hacer sin ello.
  • Pague las compras con efectivo. Esto puede ayudarle a ceñirse a un presupuesto y a evitar las compras impulsivas. Simplemente decida por adelantado cuánto quiere gastar y separe esa cantidad en efectivo antes de ir de compras.
  • Reduzca sus facturas. Muchos acreedores darán a los prestatarios una tasa de interés más baja si se la solicitan. También el ahorro de electricidad y gas puede marcar una gran diferencia.
  • Clasifique los gastos que no sean básicos. Conserve sus favoritos y elimine los de la parte inferior de la lista.
  • Llévese el almuerzo. O cocine más cenas en casa. Salir a comer a restaurantes puede suponer mucho dinero que podría ahorrarse.