Departamento de Servicios Financieros de la Florida en Facebook Departamento de Servicios Financieros de la Florida en Twitter

La Regla 28/36

Otra guía útil es la utilizada por los prestamistas hipotecarios: la "regla 28/36". Establece que su deuda no debe exceder el 28% de su ingreso mensual bruto mientras que su servicio de deuda total, incluyendo los pagos de su casa y servicios públicos, no deben exceder el 36 por ciento.

Las compañías hipotecarias también comparan la deuda con respecto al ingreso anual. Habitualmente prestarán hasta un máximo de tres veces lo que una persona gana al año. Por ello, si un propietario de vivienda gana $30,000, puede que sea elegible para una hipoteca de $90,000.

Monto de sus Deudas

¿Está fuera de su zona de confianza en materia de deudas? ¿Le da la sensación de estar pagando mucho a los cobradores de facturas y no destinando lo suficiente a sus ahorros y a las cosas que disfruta en la vida? De ser así, es buena idea establecer cuánta deuda tiene y compararla con cuánto gana. Esto le dará una idea clara de su salud financiera.

El primer paso es calcular el monto de sus deudas. Esta es la suma total de todo el dinero que debe:

  • Hipoteca
  • Préstamos Estudiantiles
  • Tarjetas de Crédito
  • Incluso préstamos de amigos y familiares.

Proporción de Deuda/Ingreso

Una vez determinado el monto de sus deudas, querrá saber cuánta carga suponen. Puede hacerlo de la forma en que hacen los bancos y acreedores, calculando su proporción de deuda/ingresos: el monto que debe comparado con el monto que gana. Es sencillo:

  1. Calcule todos sus pagos de deudas mensuales, incluyendo tarjetas de crédito, hipoteca y manutención para niños. (Si no dispone de pagos mensuales fijos, puede calcular sus pagos mensuales al 4 por ciento del monto total adeudado).
  2. Tome su salario anual bruto y divídalo por 12. Ese es su ingreso mensual.
  3. Tome el total de sus pagos mensuales y divídalo por su ingreso mensual.
  4. Traslade el punto decimal dos dígitos a la derecha para convertir la cifra en un porcentaje. Esa es su proporción deuda/ingreso.

Le presentamos un ejemplo. Digamos que su ingreso mensual es de $2,000 y los pagos mensuales de sus deudas dan un total de $500. Si divide 500 por 2,000 obtiene un resultado de .25. Traslade el punto decimal dos cifras a la derecha y obtiene un 25% como proporción de deuda/ingreso.

¿Cuánto es demasiado?

Únicamente usted puede saber con seguridad cuánto es demasiado. Si todos los meses se encuentra en una situación de apuro financiero debido a las facturas de su tarjeta de crédito, no necesita que nadie le diga que está fuera de su zona de confianza en materia de deudas, usted ya lo sabe.

A modo de regla general, una proporción de deuda/ingreso de un 10% o menos es excepcional. Si está entre un 10 - 20%, su crédito es bueno y posiblemente podría tomar más prestado.

Pero cuando alcanza un 20% o más, es hora de considerar seriamente el monto de sus deudas. Es menos probable que los acreedores concedan un préstamo a alguien con una proporción de deuda/ingreso tan alta, y aquellos que sí lo concedan posiblemente cobrarán intereses más altos.

Aún peor, si usted tiene una proporción de deuda/ingreso superior a un 20%, lo más probable es que lo note en su ajustado presupuesto.