Departamento de Servicios Financieros de la Florida en Facebook Departamento de Servicios Financieros de la Florida en Twitter

La Investigación es Importante

Si compra un automóvil usado es porque quiere ahorrar dinero. Pero si no investiga acerca del automóvil que va a comprar, ¡podría terminar costándole más que uno nuevo! En primer lugar, busque el valor del auto en el Kelley Blue Book para saber por qué precio comenzar. Después, consiga la historia del automóvil. Pregúntele al vendedor para qué lo utilizó. Si únicamente se ha usado para conducir en viajes de placer por el campo varias veces al año, entonces no hay problema. Pero si se utilizó como vehículo de carreras todoterreno, piénselo bien.

Consiga el VHR (Informe del Historial del Vehículo) usando el Número de Identificación del Vehículo. Le costará unos $10-$15, pero este informe le permitirá saber si el auto ha sufrido algún accidente importante que pueda haber debilitado su estructura.

Cuando llegue el momento de probarlo, sea implacable y concienzudo. Pregunte al vendedor por cualquier ruido extraño que haga el automóvil. Pregunte sobre cualquier cosa. Es posible que solo se trate de una extraña peculiaridad, pero podría ser una señal de un problema mucho más serio. Pruebe todo el auto. Pulse todos los botones. Abra todas las ventanas. Abra y cierre todas las puertas. Cuando esté seguro de que el auto no presenta ningún problema, llévelo a un mecánico profesional para que haga lo mismo. Reste cualquier pequeña imperfección del automóvil al precio que pensaba pagar por el vehículo. Siendo realistas, terminará pagando ese dinero para arreglarlo.

Comprar un Auto Usado

Algunas personas parecen que estrenan auto prácticamente todos los años. ¿Qué ocurre con todos los que ya no usan después de solo un año? Las personas los compran y a veces consiguen ofertas increíbles.

Una gran parte de la depreciación del automóvil se produce en cuanto lo saca del concesionario. Así que la principal ventaja de comprar un automóvil usado es que lo compra después de esta gran caída en el precio. Esto hace que un automóvil usado sea una inversión no a tan largo plazo.

Comprar un Automóvil Usado

La venta de automóviles usados tiene una de las peores reputaciones de todas las profesiones, aunque hay excepciones. Habrá oído aquello de "demasiado bueno para ser verdad"; se aplica doblemente a los automóviles usados. Este lema le ayudará a evitar a vendedores inescrupulosos.

Comprar un automóvil usado puede ser mucho más difícil que comprar uno nuevo. Son como los copos de nieve. Cada uno es único. Esto hace que comparar las ofertas sea más un arte que una ciencia. Y los vendedores tienen un poco de ventaja ya que usted no puede salir a comprar exactamente el mismo automóvil en otro concesionario.

Hay tres fuentes principales de automóviles usados:

Concesionario de Automóviles Usados Los concesionarios a menudo le ofrecen garantía sobre el automóvil usado, lo que resulta tranquilizador cuando un propietario anterior puede haberlo usado para arrastrar pollos por una carretera de gravilla con baches todos los días durante los últimos tres años. Pero probablemente no conseguirá un precio tan bueno como si lo comprase directamente a una persona común y corriente.

Persona Común y Corriente Tras negociar un poco, el precio puede reducirse hasta alcanzar un valor justo para ambos. Pero no obtiene ninguna garantía. Y para ver cinco autos, probablemente tenga que visitar a cinco personas distintas.

Subastas Públicas Puede conseguir ofertas increíbles en las subastas públicas. No hay un concesionario con el que regatear y solo otros posibles compradores incrementarán el precio. Lo malo de estas subastas es que normalmente no puede probar el automóvil y casi nunca le darán garantía.