Departamento de Servicios Financieros de la Florida en Facebook Departamento de Servicios Financieros de la Florida en Twitter

Conveniencia

Muchas personas creen que el dinero deducido automáticamente de su pago todos los meses facilita el ahorro en mayor medida que confiar en ellos mismos para no olvidarse de separar el dinero.

¿Cuáles Son las Ventajas de un Plan 401(k)?

Los asesores financieros a menudo hacen referencia a tres tipos de recursos para aportar fondos para la jubilación: los beneficios provistos por el gobierno, los beneficios provistos por los empleadores y los ahorros personales. Pero como el futuro de la Seguridad Social está en duda y los planes de pensiones pueden tener el mismo destino del dodo, es una buena idea depender de sus propios recursos tanto como pueda.

Una de las mejores maneras de ahorrar para su propia jubilación y garantizar su seguridad para el futuro es a través de los planes 401(k) patrocinados por los empleadores. Si no participa, pierde una oportunidad única de ahorrar para la jubilación y a la vez disminuir su carga impositiva sobre esos ahorros.

Estas son algunas características que ofrecen muchos planes 401(k):

Contribuciones de Contrapartida Muchos empleadores hacen contribuciones a sus ahorros. Es como renunciar a un dinero gratis si usted no participa. Una contribución común puede ser el 50 por ciento del primer 6 por ciento del pago que ahorra. De esta manera, una persona cuyo salario anual es de $35,000 y que aporta el 6 por ciento al plan ($2,100) recibiría $1,050 más en concepto de contribuciones de contrapartida del empleador. Es muy difícil encontrar una inversión con un 50 por ciento de devolución. Incluso si su empleador no ofrece contribuciones de contrapartida, los beneficios fiscales de un plan 401(k) lo convierten en una de las mejores maneras de ahorrar dinero para la jubilación.

Renta con Impuestos Diferidos Cuando usted aporta un porcentaje de su salario a un plan 401(k), inmediatamente comienza a pagarle menos al Tío Sam. Esto se debe a que su contribución sale de su cheque de pago antes de que se deduzcan los impuestos. Esto significa que su ingreso gravable es menor, lo cual a su vez reduce su cuota tributaria. Por lo tanto, usted "difiere" o pospone el pago de impuestos sobre la renta de sus ahorros de un plan 401(k) y cualquier ganancia de inversión que pueda acumularse hasta que retire el dinero al momento de la jubilación. Para muchas personas, su ingreso -y por consiguiente la tasa de impuesto sobre la renta- es más bajo durante la jubilación, de modo que pagan menos impuestos sobre el dinero. Además, si por casualidad usted se jubila en un estado que no cobra un impuesto estatal sobre la renta o en el que dicho impuesto es muy bajo, sacará aun más provecho de su plan.

Préstamos Muchos planes le permiten tomar dinero prestado de su cuenta por razones específicas, tales como para comprar una residencia principal, pagar gastos médicos o de educación o en casos de dificultades económicas graves. Un préstamo generalmente se debe pagar con intereses dentro de los cinco años (aunque este plazo se puede extender en el caso de compras de viviendas) y, siempre que usted siga siendo empleado de la compañía, se puede pagar sin incurrir en ninguna responsabilidad de impuestos sobre la renta. El interés que paga va directamente a su cuenta.

No obstante, tenga en cuenta que, si deja la compañía, se le pedirá que pague el monto completo del préstamo en 30 días o, si tiene menos de 10 años, que se haga cargo del pago de impuestos sobre la renta correspondientes al monto sin pagar del préstamo como también de una multa de distribución temprana de 59 por ciento. Lea la documentación de su plan detenidamente antes de solicitar un préstamo de su cuenta.

Opciones de Inversión

La mayoría de los planes 401(k) ofrece una variedad de tipos de inversiones que usted puede elegir. Las típicas opciones incluyen:

  • Fondos de mercado monetario
  • Cuentas de valor estable, incluso los contratos de inversión garantizados (GIC) o cuentas de depósito bancario
  • Fondos mutuos de bonos
  • Fondos mutuos de acciones
  • Las propias acciones de su compañía

Cada tipo de inversión ofrece diferentes márgenes de riesgo y recompensa. Por ejemplo, los fondos de mercado monetario y las cuentas de valor estable suponen un riesgo muy bajo ya que a menudo se invierten en certificados de depósito (CD) o valores del Tesoro Público de Estados Unidos. Sin embargo, sus posibilidades de generar ganancias son mucho más bajas que otros tipos de inversiones y no siempre se mantienen al día con la inflación. Las acciones y los bonos tienen un mayor riesgo de pérdida de valor, pero también pueden generar mucha más ganancia, especialmente durante largos períodos de tiempo.

Generalmente, usted puede mezclar e igualar el saldo de su cuenta utilizando las diferentes opciones disponibles. Revise los documentos de su plan para saber si existe alguna restricción sobre cuándo o con qué frecuencia puede solicitar cambios. Al haber muchos planes, estos tipos de cambios se pueden hacer en línea, cuando tenga la oportunidad.

Su tolerancia al riesgo será variable, según su edad, la anticipación con la que comienza a ahorrar para la jubilación y otros factores. Consulte a un asesor financiero que le ayudará a analizar sus opciones de inversión de planes 401(k) y determinar la combinación correcta para su situación.

Muchos profesionales financieros no recomiendan invertir más del 10 por ciento de su cuenta en las acciones de su compañía, a modo de precaución contra un rendimiento bajo de las acciones.

El Tiempo es Todo

Cuanto antes comience a ahorrar para la jubilación, más rápido crecerán los fondos de su cuenta. Por el contrario, cuanto más tiempo espere para comenzar, más difícil será ponerse al día. Algunos expertos sostienen que por cada cinco años que usted demora en comenzar, es posible que necesite duplicar el monto que debe ahorrar todos los meses para alcanzar el mismo nivel de ingreso durante la jubilación.

Este es un ejemplo hipotético: Digamos que usted aportó $5,000 por año a un plan 401(k) durante 10 años. Suponga que su inversión ganó un 8 por ciento por año y que todas las ganancias de sus inversiones se reinvirtieron en su cuenta. Dependiendo de cuántos años tenía cuando hizo esos aportes, podría ver montos extremadamente diferentes a los 65 años cuando se jubile:

  • Si comienza a ahorrar a los 25 años, hasta los 35, cuando se jubile a los 65 tendrá $787,000 en su cuenta.
  • Si comienza a ahorrar a los 35 años, hasta los 45, habrá acumulado aproximadamente $364,000.
  • Si comienza a los 45 años, hasta los 55, solo habrá acumulado unos $170,000.
  • Y si espera hasta los 55 años para comenzar a ahorrar y aporta hasta los 65, solo acumulará alrededor de $78,000.

Estos ejemplos suponen que usted solo invierte $5,000 por año durante 10 años y luego deja de hacerlo. Si usted aportara ese monto de manera constante desde los 25 hasta los 65 años, obtendría más de $1.35 millones durante esos 40 años. Y recuerde, estos cálculos no contemplan las contribuciones de contrapartida del empleador, las cuales incrementarían los fondos de su cuenta en mayor medida y más rápido.