Departamento de Servicios Financieros de la Florida en Facebook Departamento de Servicios Financieros de la Florida en Twitter

Cuentas de Gastos Flexibles

Las Cuentas de Gastos Flexibles (FSA, siglas en inglés), también conocidas como cuentas de reembolso, son planes de beneficios establecidos por empleadores que permiten a sus empleados ahorrar dinero de sus salarios sobre una base antes de impuestos para gastos de desembolso personal elegibles de tipo médico y de cuidado de dependientes.

Existen dos tipos de FSA: uno para gastos relacionados con el cuidado de la salud y otro para gastos relacionados con el cuidado de dependientes.

Una FSA para el Cuidado de Dependientes le permite usar dinero antes de impuestos para pagar gastos elegibles relacionados con el cuidado de su hijo, cónyuge discapacitado, padre o madre anciano u otro dependiente que sea mental o físicamente incapaz de cuidar de sí mismo. El objetivo es que usted pueda trabajar o, si está casado, que su cónyuge pueda trabajar, buscar trabajo o asistir a la universidad a tiempo completo. Ingrese a IRS.gov para ver actualizaciones sobre las FSA para el cuidado de dependientes y lea la Publicación 503 del IRS  para ver una lista de los gastos de cuidado de dependientes que califican.

Las FSA para el cuidado de la salud permiten pagar gastos médicos de desembolso personal elegibles que no están cubiertos o no son reembolsados por los planes médicos, odontológicos o de la vista de su empleador, o por cualquier otro tipo de seguro, con dinero exento de impuestos. Puede designar un monto de aporte para que se retenga de su salario y, posteriormente, presentar una reclamación al administrador de la FSA con un comprobante de los gastos médicos y un informe donde se indique que su plan no los cubrió. Luego, recibirá el reembolso de sus costos. Consulte esta Publicación 502 del IRS  en IRS.gov para ver una lista de los gastos permitidos.

Estas dos cuentas son separadas, pero puede suscribirse a cualquiera de las dos o a ambas, al inicio de su contratación, durante el período de inscripción abierta de su empleador o si vive un acontecimiento importante que califique, como un casamiento, un nacimiento o una adopción, un divorcio o un fallecimiento en la familia. Cabe destacar que el dinero separado en una cuenta no se puede usar para pagar los gastos de la otra. Las FSA no se pueden transferir de un empleador a otro. Si cambia de compañía, deberá inscribirse en el plan de FSA de su nuevo empleador.

Consulte a su empleador cómo usar sus cuentas de gastos flexibles para el cuidado de la salud y el cuidado de dependientes. Ingrese a HealthCare.gov y IRS.gov todos los años para conocer las normas y los avisos más recientes en relación con las FSA.