menú principal título de página menús destacados contenido pie de página
My Florida CFO

Iniciativas

Manténgase Conectado

Siga al
Departamento de
Servicios Financieros

¡Suscríbase al boletín informativo del Oficial Principal de Finanzas!

Nota de Prensa

Noticias   RSS RSS   Oficina de Prensa   Archivo

Gallagher Announces Arrests in Ponzi Scheme

5/17/2005

CONTACTO:      
Tami Torres o Bob Lotane
(850) 413-2842

Tallahassee – Florida's Chief Financial Officer Tom Gallagher today announced the arrests of two insurance agents on first-degree felony charges following a year-long investigation.  Thomas A. Masciarelli y Steven Petrarca fueron encarcelados por un cargo cada uno de Delito Administrativo Grave y un cargo de Transacciones de Inversión Fraudulentas.
Los agentes arrestaron a Masciarelli en su casa en Palm Beach Gardens y arrestaron a Petrarca en su negocio en Delray Beach esta mañana.  Enfrentan hasta seis años en prisión si se los declara culpables.  Los dos están acusados de aplicar un esquema Ponzi que estafó aproximadamente $1.2 millón a 31 inversionistas.  Fueron arrestados por investigadores de la División de Fraudes de Seguros del Departamento de Servicios Financieros, la cual es supervisada por Gallagher.
 
"It never ceases to amaze me the schemes these crooks come up with," said Gallagher.  "The bottom line remains, we will not put up with Florida's investors – particularly our vulnerable elderly investors – being preyed upon.  The investigators who sniffed this case out deserve a lot of credit, this was heads-up work."
 
En julio pasado, un investigador de la División de Servicios de Agentes y Agencias comenzó a investigar a Masciarelli y Petrarca por sospechas de incumplimiento en la devolución de comisiones no devengadas.  Esto llevó al agente a sospechar que los dos estaban involucrados en la venta de valores no registrados.  Teniendo en cuenta que la operación estaba en actividad, la División de Fraudes de Seguros se unio al caso en un esfuerzo por limitar el potencial de nuevas víctimas. 
 
La prueba reveló que los dos convencían a sus clientes para que liquidaran las inversiones de anualidad e invirtieran en una compañía falsa, que compraba y vendía bienes raíces venidos a menos y prometía devoluciones de hasta el nueve porciento.  Nunca se adquirieron bienes raíces, pero se enviaron declaraciones de inversionistas falsas a los inversionistas, algunas hasta la semana pasada. 
 
Los inversionistas de la Florida que fueron víctimas de la estafa eran de St. Petersburg, Riviera Beach, Gulfport, Greenacres, Lighthouse Point, Silver Springs, Boca Raton, Jupiter, Sarasota, North Palm Beach, Lake Worth, Gainesville y West Palm Beach.