menú principal título de página menús destacados contenido pie de página
My Florida CFO

Iniciativas

Manténgase Conectado

Siga al
Departamento de
Servicios Financieros

¡Suscríbase al boletín informativo del Oficial Principal de Finanzas!

Nota de Prensa

Noticias   RSS RSS   Oficina de Prensa   Archivo

Operators of Unlicensed Entity Trg Marketing, Llc, Plead Guilty, Accept Prison Sentences

6/10/2005

CONTACTO: Tami Torres o Nina Banister
(850) 413-2842 
 
TALLAHASSEE – Florida's Chief Financial Officer Tom Gallagher announced today that the operators behind one of the most extensive and costliest insurance fraud schemes in Florida have agreed to accept prison terms and make restitution for their roles in the operation of an unlicensed health insurance plan that left more than 7,200 Floridians with millions of dollars in unpaid medical claims.
 
Carmelo Zanfei y William Paul Crouse, quienes operaban TRG Marketing, LLC, una compañía con sede en Indiana, se declararon culpables esta semana de cargos por delitos graves en la Corte del Noveno Circuito Judicial.  Zanfei se declaró culpable de conspiración para cometer crimen organizado, y Crouse se declaró culpable de crimen organizado.  Ambos hombres también se declararon culpables de cuatro cargos de transacción ilegal de seguros.  Como parte de sus acuerdos de negociación de pena, Zanfei será sentenciado a dos años de prisión y Crouse será sentenciado a cuatro años de prisión.  Los dos acusados además serán sentenciados a 20 años de libertad condicional supervisada y la restitución se espera que sea de al menos $2.8 millones.  Enfrentan hasta 60 años en prisión si se los declara culpables.  La Oficina de la Fiscalía Estatal inició los cargos. 
 
"This is a major victory in our ongoing fight against unlicensed insurance operators who prey on Floridians," said Gallagher, who oversees the Department of Financial Services and the Division of Insurance Fraud, which conducted the investigation that led to the charges.  "Through education and prosecution we have hope of ending this scourge."
 
Cindy Baker, de Okeechobee, les dijo a los detectives que su esposo se suicidó porque estaba consternado por las reclamaciones impagas y el daño en el crédito que se produjo cuando TRG rechazaró cubrir a la Sra. Baker luego de realizarse una cirugía mayor en 2001. 
 
Richard Baer, propietario de un pequeño negocio en Deerfield Beach, se inscribió en el plan de TRG y luego incurrió en gastos médicos que excedían los $45,000 producto de una cirugía a corazón abierto.  TRG no pagó ninguna de las reclamaciones.
 
Teresa Orr, de Monteverde, Fla., quedó con $250,000 en reclamaciones impagas que provenían del tratamiento de cáncer de su difunto esposo y que pensaron que cubriría TRG.  Pete Orr, a
NASCAR-circuit driver, died of cancer in 2002 with bills piled up because TRG refused to pay his health care bills.  Mrs. Orr has steadfastly declared that she believes her husband died because he could not get timely access to medical care he needed.

La muerte de Orr y la historia de los apuros financieros de la familia llevaron a la aprobación del "Proyecto de Ley Pete Orr" en 2003.  Senate Bill 1680 significantly increased criminal penalties for individuals who operate an unlicensed insurance entity and gave victims the right to civilly sue such operators and their unlicensed entities.
 
Desde febrero de 2001, las investigaciones del Departamento de Servicios Financieros han llevado a la emisión de órdenes de clausura contra 18 entidades sin licencia de la Florida y a medidas administrativas o cargos penales contra más de 200 agentes de seguros y operadores de entidades sin licencia.  Continúan las investigaciones.
 
Más de 30,000 residentes de la Florida reportaron haber sido dejados con reclamaciones impagas como resultado de haber sido engañados, muchos por sus agentes, al comprar cobertura de entidades sin licencia. Como estas entidades no tienen licencia en la Florida, no existen garantías de que éstas puedan pagar reclamaciones.
Los cargos contra Zanfei y Crouse estaban basados en el marketing del plan de salud para los ciudadanos de la Florida y otros 43 estados sin buscar un certificado de autoridad para vender el plan en ninguno de estos estados, alegando que el plan autoasegurado estaba exento de los requerimientos de licencia y certificación de las leyes estatales.  El plan de salud no tenía financiamiento suficiente y no pudo pagar millones de dólares de reclamaciones, dando como resultado el enorme daño a los ciudadanos que creyeron que tenían un seguro de salud válido.
 
Aunque el plan de salud era ilegalmente comercializado en otros 43 estados, la Florida fue el único estado en buscar cargos penales. 
 
Se insta a empleadores, profesionales del cuidado de salud y a los individuos que están comprando cobertura de seguro a verificar con el departamento para asegurarse de que están tratando con una compañía de seguro con licencia en la Florida y un agente de seguro con licencia en la Florida.
 
Para verificar el estado actual de la licencia de una compañía o agente, los clientes deben visitar www.fldfs.com, y hacer clic en Verificar Antes de Comprar, o llamar a la Línea de Ayuda del Departamento de Servicios Financieros al 1-800-342-2762.