menú principal título de página menús destacados contenido pie de página
My Florida CFO

Iniciativas

Manténgase Conectado

Siga al
Departamento de
Servicios Financieros

¡Suscríbase al boletín informativo del Oficial Principal de Finanzas!

Nota de Prensa

Noticias   RSS RSS   Oficina de Prensa   Archivo

Gallagher Takes Action against Nation’s Largest Broker for Bid Rigging and Pay-to-play Schemes

3/14/2006

CONTACTO:  Tami Torres o Bob Lotane
(850) 413-2842
 
TALLAHASSEE—Tom Gallagher, Oficial Principal de Finanzas de la Florida, presentó hoy una demanda contra el corredor de seguros más grande de la nación, Marsh & McLennan, y sus filiales por manipular procedimientos de licitación y conducir ilegalmente a sus clientes a ciertas aseguradoras a cambio de comisiones indebidas.  La medida de hoy está basada en una investigación conjunta del Departamento de Servicios Financieros, la Oficina de Regulación de Seguros y la Oficina del Fiscal General.
 
 "Marsh and its affiliates were more interested in getting kickbacks than getting the best deals for their clients," said Gallagher, who initiated an investigation into broker practices in November 2004. "My goal is to ensure that Floridians are refunded for the millions of dollars in fees or commissions they were improperly charged."
La compañía radicada en Nueva York es el corredor más grande de la nación en cobertura comercial y de responsabilidad, utilizada para asegurar servicios de electricidad, edificios del gobierno, viviendas de bajos ingresos, servicios municipales y negocios privados.  Los corredores asesoran a sus clientes sobre las necesidades y las opciones de los seguros y representan a sus clientes al negociar el precio y las condiciones de cobertura con las compañías de seguros.  Según Gallagher, Marsh y sus filiales hicieron corretaje de aproximadamente 15,000 contratos de seguros en la Florida entre 1998 y 2004 para entidades públicas y negocios privados de la Florida.
 Gallagher said the Department's complaint charges Marsh and three of its affiliated companies with numerous violations of Florida's Racketeer Influenced and Corrupt Organization (RICO) Act.  Specifically, the complaint accuses Marsh of engaging in a pattern of racketeering activity, including soliciting hidden payments in the form of contingency commissions, and steering hundreds of millions of dollars in business to insurance carriers willing to "pay-to-play."
 
 Gallagher afirmó que la ley RICO de la Florida prevé el reintegro de hasta tres veces el monto perdido debido a conductas ilegales, como así también reintegros por orden judicial, y la revocación de la autorización para operar en el estado.
 
 La demanda también explica cómo Marsh cobraba comisiones no declaradas en sus acuerdos de seguros a nombre de sus clientes, aún cuando algunos de esos contratos expresamente prohibían tales pagos. Los alegatos legales ofrecieron los siguientes ejemplos de conducta impropia:
 
• Marsh afirmó que sólo aceptaba $80,000 al año por honorarios fijos de Jacksonville Electric Authority (JEA) para ayudar a asegurar su propiedad y ofrecer seguro de salud para empleados, pero no declaró a JEA que había aceptado al menos otros $188,000 de las aseguradoras a quienes les daba el negocio con JEA.
 
• Marsh firmó un contrato con el Condado Miami-Dade según el cual cobraría honorarios fijos por $100,000 al año para colocar seguros de propiedad para el departamento de agua y desagüe del condado. Sin embargo, Marsh recibió $140,000 adicionales de las aseguradoras que obtuvieron el negocio – y no declaró el ingreso adicional al Condado Miami-Dade.

• Marsh "targeted" a 25-percent premium increase in 2003 for its Miami-based client Burger King, and took steps to make sure that all competing insurers submitted bids with a uniform premium increase.
 
• Marsh "rigged" a purportedly competitive bid for Plantation-based DHL's excess auto insurance coverage, in favor of the insurer already providing coverage to DHL, by soliciting a sham "protective quote" from a different insurer that was $200,000 higher than the incumbent insurer's bid. The "protective quote" was designed to create the appearance of competitive bidding, although Marsh had already arranged to award the business to DHL's previous insurer. La aseguradora que ya operaba pagó a Marsh una comisión a cambio de seguir teniendo la empresa DHL. Un empleado clave de Marsh involucrado en esta transacción ilegal se declaró culpable de los cargos de restricción de comercio en New York. 
  
Gallagher afirmó que su departamento, junto con la Oficina de Regulación de Seguros y la Oficina del Fiscal General, también está investigando las acusaciones de manipulación de procedimientos de licitación, sobornos y cargos indebidos entre los corredores de seguro y las compañías aseguradoras en la Florida.
 
"If brokers and insurance companies are manipulating the law for personal gain and driving up insurance costs for consumers, then we need to seek restitution where appropriate and take swift action to prevent further abuses," Gallagher said.
 
Se puede leer la demanda en http://www.fldfs.com/PressOffice/pdfs/MarshComplaint.pdf.