menú principal título de página menús destacados contenido pie de página
My Florida CFO

Iniciativas

Manténgase Conectado

Siga al
Departamento de
Servicios Financieros

¡Suscríbase al boletín informativo del Oficial Principal de Finanzas!

Nota de Prensa

Noticias   RSS RSS   Oficina de Prensa   Archivo

CFO Sink: Arrests Made in $2 Million Mortgage Fraud Ring

3/1/2007

CONTACT:  Tara Klimek or Nina Banister 
                 (850) 413-2842   
 
TALLAHASSEE - Alex Sink, Oficial Principal de Finanzas de la Florida, anunció hoy los arrestos de dos agentes de título que serían parte de una banda de seis personas que se dedicaban a realizar estafas hipotecarias, sospechadas de engañar a varios prestamistas hipotecarios y a un propietario de vivienda en aproximadamente $2 millones. 
 
Los arrestos se derivan de una investigación conjunta realizada por el Departamento de Servicios Financieros, la División de Fraude de Seguros (DIF), y la Oficina de Regulación Financiera (OFR), y orientada en las transacciones de bienes raíces de cinco propiedades ubicadas en los condados Dade, Broward, Palm Beach y St. Lucie. En todas estas propiedades, las hipotecas fraudulentas fueron obtenidas utilizando un HUD-1 falso, tasaciones falsas, hipotecas de segundo grado falsas, comprobaciones de empleo falsas, dinero real que nunca fue recibido y otros documentos fraudulentos.
 
"Esta clase de estafas causa un verdadero daño a la economía de los residentes de la Florida y a nuestra economía estatal", comentaba Sink, Oficial Principal de Finanzas de la Florida . "Felicito a los investigadores por haber desenmarañado esta estafa y por haber trabajado con la Oficina de la Fiscalía Estatal para que se presentaran los cargos contra estos individuos".
 
El viernes, la investigación condujo a los arrestos de Pamela Jones Johnson, 38, de Parkland, y de Elena Gunter Granderson, 43, Pembroke Pines, ambas por cargos de plan organizado de estafa.  Si son convictas por ese cargo, cada una enfrentaría hasta 30 años de prisión.  Otros cuatro demandados aún son buscados; se cree que uno está en el Sur de la Florida y los otros tres son buscados en el área de New York.
 
Los cargos se derivan de un supuesto fraude hipotecario en conexión con dos propiedades en Port Saint Lucie, una propiedad en Tamarac, una propiedad en Hialeah y una propiedad en West Palm Beach. El ardid involucraba la falsificación de los requisitos de prestatarios y la presentación de documentos fraudulentos a prestamistas hipotecarios que reflejaban hipotecas de segundo grado inexistentes.  La estafa también provocó que un propietario perdiera su vivienda luego de venderla a un comprador falso en lugar de la ejecución hipotecaria y el propietario fue finalmente desalojado.
 
El detective principal de la DIF fue Ted Padich, y el investigador principal de la OFR fue Steven Brignola. 
 
Se solicita a toda persona que tenga información sobre este caso u otro presunto caso de fraude que llame a la Línea Directa de Lucha contra el Fraude del departamento al 1-800-378-0445.  Se puede ofrecer una recompensa de hasta $25,000 por información que conduzca a una detención y condena.