menú principal título de página menús destacados contenido pie de página
My Florida CFO

Iniciativas

Manténgase Conectado

Siga al
Departamento de
Servicios Financieros

¡Suscríbase al boletín informativo del Oficial Principal de Finanzas!

Nota de Prensa

Noticias   RSS RSS   Oficina de Prensa   Archivo

Sisters Receive Collective 17 Years in Prison for Stealing School Voucher Funds

10/18/2007

CONTACTO: 
Tara Klimek or Nina Banister
(850) 413-2842
 
TALLAHASSEE-La Oficial Principal de Finanzas de la Florida Alex Sink y Jerry Hill, Fiscal del Estado para el 10mo Circuito Judicial, anunciaron que las hermanas Betty Mae Jives Mitchell, de 40 años, y Jeannette Jives Nealy, de 39 años, fueron sentenciadas el lunes a 17 años colectivos en prisión por obtener de manera fraudulenta y malversar más de $200,000 del programa de bonos escolares de la Florida. 
 
La sentencia de Mitchell es de 160 meses, un poco más de 13 años, y Jeannette Nealy fue sentenciada a 48.9 meses, un poco más de cuatro años en prisión.  Ambas recibieron además 10 años de libertad condicional, se les ordenó no operar en ningún establecimiento de cuidado infantil ni escuela mientras estén en libertad condicional, se las limitó a una cuenta bancaria cada una y tienen prohibido solicitar cualquier financiamiento estatal o federal.
 
"El jurado reconoció claramente la seriedad de estas aciones y envió un mensaje contundente que robar dinero a los contribuyentes no es admisible", dijo la Oficial Principal de Finanzas Sink, quien supervisa el Departamento de Servicios Financieros (DFS), que ayudó con al investigación que condujo a los cargos.  "Elogio a los investigadores y fiscales involucrados en este caso por garantizar que se responsabilice a estas mujeres".
 
La sentencia sigue a una investigación conducida por la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Polk conjuntamente con la Oficina de Integridad Fiscal y la División de Fraude de Seguros del DFS.  La investigación se centró en las hermanas junto con otros miembros de la familia:  Jocie Jives, Levy Gail Everett-Davis, (absuelta), Demario Quowon Jives, Willie James Jives, y Margaret Burns.  Todos fueron arrestados el 29 de junio de 2004 por diversos cargos de crimen organizado, hurto mayor, lavado de dinero y ardid para cometer fraude.
 
Los cargos se basan en la evidencia que comprueba que esos individuos utilizaban una escuela con base en una iglesia para obtener y usar de manera ilegal fondos del programa de vales escolares de la Florida a través de tergiversación y fraude. Faith Christian Academy, anteriormente ubicada en 810 E. Main St. en Bartow, se estableció como una escuela para educar a niños con discapacidades y de bajos recursos. Los directores de Faith Christian Academy presentaron una solicitud al Departamento de Educación de la Florida para calificar para el Programa de Becas John M. McKay para Estudiantes con Discapacidades y el Programa de Crédito Impositivo Corporativo. Luego, solicitaron de manera fraudulenta los dólares de las becas a nombre de los padres de los estudiantes que no estaban en la escuela y que no tenían conocimiento de ello, le cobraron al estado vales escolares por encima de lo que ellos cobraron a otros estudiantes en matrícula, y enviaron recibos falsos a fin de obtener fondos de los programas nacionales de desayuno y almuerzo escolar.  Una cantidad considerable de los fondos sustraídos se gastó para uso personal, lo que incluye la compra de una Hummer H2 y un Lexus L400.
 
El juicio de Betty Mitchell, Jocie Jives, Jeannette Nealy y Levy Gail Everett-Davis comenzó el 15 de mayo de 2006.  Everett-Davis fue declarada inocente y el jurado no llegó a un acuerdo sobre el veredicto de las demás.  El nuevo juicio de Betty Mitchell y Jeannette Nealy comenzó el 9 de julio de 2007, y ambas fueron declaradas culpables - Betty Mitchell en 25 de 27 cargos (crimen organizado, conspiración, lavado de dinero, estructuración de transacciones, fraude, fraude de comunicaciones, Robo-McKay, Robo-Programa nacional de almuerzo escolar, Robo-Florida PRIDE, Robo-Bank of America, y puesta en circulación de falsificaciones (15 cargos) y Jeannette Nealy en cuatro de ocho cargos (crimen organizado, ardid para cometer fraude y robo-McKay y robo-Bank of America). 
 
La Oficina de Integridad Fiscal es responsable de las investigaciones en todo el estado de sospechas de fraude, derroche o abuso que involucran las propiedades y los bienes del Estado de la Florida.  Para denunciar fraude, despilfarro o abuso de recursos estatales, visite http://www.fldfs.com/fraudpage.asp o llame al 1-800-GET-LEAN (1-800-438-5326).
 
Como funcionaria electa del Gabinete de la Florida, la Oficial Principal de Finanzas Alex Sink supervisa el Departamento de Servicios Financieros, una agencia estatal de múltiples divisiones responsable de administrar fondos y propiedades no reclamadas del estado, brindar información y asistencia sobre servicios financieros a los consumidores e investigar fraudes financieros. La Oficial Principal de Finanzas Sink también funge como Jefa de Bomberos del Estado.