menú principal título de página menús destacados contenido pie de página
My Florida CFO

Iniciativas

Manténgase Conectado

Siga al
Departamento de
Servicios Financieros

¡Suscríbase al boletín informativo del Oficial Principal de Finanzas!

Nota de Prensa

Noticias   RSS RSS   Oficina de Prensa   Archivo

La Oficial Principal de Finanzas Alex Sink Da a Conocer la Auditoría del Proyecto de Construcción del "Taj Mahal" del DMS

10/12/2010

CONTACTO: Jerri Franz o Jayme O'Rourke, 850-413-2842

TALLAHASSEE - La Oficial Principal de Finanzas de la Florida, Alex Sink, en una carta dirigida al Gobernador Charlie Crist y al Presidente de la Corte Suprema, Charles Canady, dio a conocer hoy los resultados de la auditoría del proyecto de construcción, del Departamento de Servicios de Administración (DMS), para edificar el nuevo Tribunal de Apelaciones del primer Distrito (DCA). La auditoria revela que el DMS perdió el control del proyecto y gastó más de lo necesario, del dinero de los contribuyentes, para construir este tribunal. En la auditoría se encuentran explicadas las 17 conclusiones que resultan ser contradictorias con los estatutos de la Florida, el Código Administrativo de la Florida o con las prácticas de control interno comunmente admitidas.
 
A continuación se publica una copia de la carta, y una copia de la auditoría que se adjuntó a este email:
12 de octubre de 2010

Honorable Charlie Crist
Gobernador de la Florida
El Capitolio
Tallahassee, Florida 32399
 
Honorable Presidente de la Corte Suprema Charles T. Canady
Corte Suprema de la Florida
500 South Duval Street
Tallahassee, Florida 32399-1925
 
Estimado Gobernador Crist y estimado Jefe de la Corte Suprema, Canady:
Adjunto una copia del informe correspondiente a la auditoría realizada por el Departamento de Servicios Financieros, en relación al Proyecto de Desembolso de Capital Fijo del Departamento de Servicios de Administración (DMS) para la construcción de las instalaciones del nuevo Tribunal de Apelación del Primer Distrito (1DCA).  La mencionada auditoría, llevada a cabo por la Oficina de Auditoría, que está bajo mi dirección, demuestra que el DMS perdió el control del proyecto y gastó millones de más provenientes del dinero de los contribuyentes, para construir este tribunal.  La auditoría enumera 17 conclusiones que demuestran acciones que resultan contradictorias con los Estatutos de la Florida, el Código Administrativo de la Florida o las prácticas admitidas de control interno.
 
Solicité la realización de una auditoría de acuerdo a la autoridad de la Sección 17.03, de los Estatutos de la Florida, después de los informes publicados en el St. Petersburg Times que indicaban un derroche exhorbitante del dinero de los contribuyentes en este proyecto; que resulta particularmente notable en un momento en que nuestro sistema de justicia - y nuestro estado - continúan realizando recortes para cumplir con las limitaciones del presupuesto.
 
Les envío una copia a cada uno de ustedes en su calidad de presidentes del poder ejecutivo y judicial respectivamente, y les pido encarecidamente que les transmitan este tema a vuestros Inspectores Generales para continuar la investigación sobre los errores que se enumeran en esta auditoría.  Las conclusiones de la auditoría indican firmemente que funcionarios del DMS actuaron con el consentimiento de jueces que fueron contradictorios con las prohibiciones del Artículo V, Sección 13 de la Constitución de la Florida que estipula que todos los magistrados y jueces deben estar dedicados a sus funciones a tiempo completo.  Sr. Presidente de la Corte Suprema, le ruego que haga llegar nuestro informe de auditoría hasta una comisión investigativa de la Comisión de Calificaciones Judiciales, a fin de determinar qué medidas disciplinarias son las adecuadas para las dudosas conductas que esta auditoría da a conocer.
 
Las leyes de la Florida proporcionan controles internos, basados en el sentido común, para garantizar que los edificios, que son propiedad del estado, se construyan de la manera más rentable que sea posible.  En el caso de este tribunal, nuestra auditoría demuestra que estos controles fueron burlados y que no se protegieron los intereses del estado ni de los contribuyentes.  La auditoría descubrió dos importantes categorías de incumplimientos:
 
En primer lugar, el Departamento de Servicios de Administración no utilizó el proceso de eficacia comprobada, de sacar a licitación este proyecto, de modo competitivo, y además se comenzó la construcción del mismo sin haber fijado un precio máximo, el cual fue establecido un año después de haberse empezado a construir.  En lugar de esto, el DMS se eximió así mismo de cumplir con los requisitos estatutarios para la licitación, de modo competitivo, estipulada para los grandes proyectos de construcción, del estado.  En contraposición al estatuo y a sus propias normas administrativas, el DMS no ofreció ninguna justificación por escrito, por la no utilización del proceso de licitación competitivo.
 
En segundo lugar, esta auditoría revela que las decisiones claves relacionadas al tribunal fueron cedidas por el DMS a algunos jueces poderosos del 1DCA, cuyo grado de participación suscita interrogantes sobre el ejercicio del buen juico y posibles consideraciones de carácter ético.  El DMS finalmente cedió a los jueces su autoridad estatutaria para tomar decisiones relacionadas a la construcción del edificio del tribunal, y desde el principio se actuó sin contar con un precio máximo garantizado que protegiera los intereses del estado, a la vez que el contratista obtuvo ganancias máximas garantizadas además de sus honorarios por los servicios como jefe de la obra.  Sin contar con un precio máximo garantizado, el cual no se estableció hasta después de un año de haberse comenzado el proyecto, los costos escalaron rápidamente, siendo los contribuyentes quienes tuvieron que hacerse cargo de los mismos.
 
La mejor parte de estos fondos - $33.5 millones de dólares de ganancias provenientes de bonos del Fondo para Instalaciones de la Florida - era dinero prestado, haciendo que el proyecto se convierta en el único tribunal que ha sido construido por el estado de la Florida con ganancias provenientes de bonos. Vale la pena destacar que el valor de los intereses de los bonos, durante los primeros dos años - aproximadamente $5 millones de dólares - fue tomado del Fondo de Fideicomisos para la Administración de Compensación Legal por Accidentes de Trabajo en vez de hacerlo del Fondo para Instalaciones de la Florida. En 2008, se tomaron $5.5 millones del Fondo de Fideicomisos para la Administración de Compensación Legal por Accidentes de Trabajo, en concepto de financiamiento adicional para el proyecto del tribunal, pasando el límite del financiamiento con bonos y a pesar de la firme objeción por parte de mi oficina.  El Fondo de Fideicomiso para la Administración de Compensación Legal por Accidentes de Trabajo fue establecido para financiar los costos relacionados a la regulación y adjudicación de casos de Compensación Legal por Accidentes de Trabajo.  Especialmente en este difícil momento económico, no resulta apropiado que ninguna parte de los gravámenes pagados por los empleados y aseguradoras de la Florida esté destinada a contribuir con los compromisos de derroche en el edificio del tribunal de apelaciones.
 
Esta auditoría determinó que los pagos de arrendamiento anual que debe el 1DCA en relación al nuevo tribunal serán insuficiente para cubrir el servicio de deuda anual, haciendo que sea la única instalación del fondo cuyo servicio de deuda es subsidiado por todas las demás agencias del fondo.  Debido a que el edificio está casi finalizado y el dinero de los contribuyentes ya ha sido consignado, recomiendo que se le designe a este espacio el mejor uso posible, antes de que el edificio esté habilitado para su apertura, tomando en cuenta las necesidades de otras agencias del estado y del público.
 
La auditoría demuestra claramente que sin comprometer de modo alguno los aspectos funcionales del nuevo edificio de tribunales, este proyecto pudo haberse - y debió haberse - construido dentro del presupuesto de asignaciones legislativas original.  Los contribuyentes tienen derecho a esperar que los funcionarios responsables de la construcción de las nuevas instalaciones de propiedad del estado ejerzan una adecuada administración de los fondos, y como lo demuestra esta auditoría, esa medida justa de administración no existió aquí. 
 
Atentamente,
 
Alex Sink
Información adjunta
cc: Juez Principal Paul Hawkes 
 Secretaria Linda South
 Senador J. D. Alexander
  Representante David Rivera
  
 

Para acceder a la auditoría haga clic aquí: