menú principal título de página menús destacados contenido pie de página
My Florida CFO

Iniciativas

Manténgase Conectado

Siga al
Departamento de
Servicios Financieros

¡Suscríbase al boletín informativo del Oficial Principal de Finanzas!

Nota de Prensa

Noticias   RSS RSS   Oficina de Prensa   Archivo

El Oficial Principal de Finanzas de la Florida, Jeff Atwater, Anunció el Arresto del "Propietario Falso", Operador de Clínica, por Violar Ley Clínica al Presentar Reclamaciones PIP Fraudulentas

2/3/2012

Contacto: Alexis Lambert
850-413-2842
 
TALLAHASSEE-El Oficial Principal de Finanzas de la Florida, Jeff Atwater, anunció hoy que se habían presentado cargos contra un quiropráctico de Orlando y dos operadores de una clínica por conspirar presuntamente para crear un arreglo de propiedad falsa y así burlar las leyes de licencias de clínicas de la Florida. 
Judith Christina McKenzie, una médica quiropráctica, presuntamente alegó ser propietaria de Silver Star Health and Rehab Inc, ubicado en 5026 Silver Star Road.  No obstante, una investigación por parte de la División de Fraude de Seguros (DIF) del Departamento de Servicios Financieros determinó que Silver Star era administrado, operado y propiedad de Jean Ely Colin y Marc Arthur Maxis, ninguno de ellos médico; se han emitido órdenes de arresto para los tres. McKenzie y Colin se entregaron y fueron trasladados a la Cárcel del Condado Orange. Maxis aún permanece prófugo.
"Esta clase de fraude le cuesta a todos los Floridanos honestos con un automóvil en la entrada de sus casas y nosotros no podemos encarcelar a estos delincuentes lo suficientemente rápido", dijo Atwater. "Mi departamento está comprometido a encontrar a los autores y llevarlos ante la justicia, pero también debemos implementar más barreras para detener este fraude y el costo desmedido de los seguros de automóviles en la Florida".
McKenzie aparentaba ser la única propietaria de Silver Star por lo que la clínica funcionaba con una exención autoproclamada desde su comienzo en mayo de 2008.  Debido a que McKenzie tenía una licencia del Departamento de Salud (DOH), automáticamente se encontraba exenta de los requisitos de licencia clínica regulados por la Agencia para la Administración del Cuidado de Salud bajo la Ley Clínica del Cuidado de Salud, FSS 400.9935.  No obstante, como resultado del arreglo comercial fraudulento de la clínica, las reclamaciones de seguros presentadas por la clínica eran fraudulentas. El DIF descubrió que reclamaciones PIP fraudulentas por más de $525,000 fueron presentadas ante cinco compañías de seguro distintas.
Los detectives dijeron que los registros bancarios comprobaron el arreglo de "propietario falso". Además, McKenzie admitió que no administraba la clínica y que no tenía obligaciones financieras con el funcionamiento.
Los tres copartícipes de la conspiración están acusados de plan organizado de estafa, de operar una clínica de cuidado de salud sin licencia, presentar reclamaciones fraudulentas y falsas y hurto mayor.  Si se los declara culpables de todos los cargos, podrían enfrentar hasta 125 años en prisión además de multas y restitución.
El caso está siendo procesado por la Oficina del Procurador del Estado del Condado Orange.

Se solicita a toda persona que posea información sobre algún posible fraude de seguros llamar al 1-800-378-0445.. Aquellos individuos que proporcionan datos pueden permanecer anónimos y son elegibles para una recompensa de hasta $25,000 por información que conduzca directamente a un arresto y condena en un caso de estafa de fraude de seguros.  Hasta la fecha, el Departamento de Servicios Financieros ha entregado cerca de $250,000 a aproximadamente 40 ciudadanos como parte de su Programa de Recompensas Antifraude.

El Oficial Principal de Finanzas Jeff Atwater, un funcionario electo a nivel estatal y oficial del Gabinete de la Florida, supervisa el Departamento de Servicios Financieros.  Las prioridades del Oficial Principal de Finanzas Atwater incluyen luchar contra el fraude financiero, el abuso y derroche en el gobierno, reducir los gastos del gobierno y las cargas reglamentarias que ahuyentan a las empresas y brindar transparencia y control de gastos.